Psicología online Mari Carmen Alonso

Mi forma de pensar afecta a mi autoestima

Publicado por MCalonso1981 en

autoestima

¿Cómo nos hablamos a nosotros mismos? La Autoestima.

La manera en la que pensamos acerca de nosotros, de lo que hacemos o sucede con las cosas repercute en mi autoestima.

Si somos personas que tendemos a pensar de una manera positiva acerca de nosotros mismos, que aceptamos cometer errores y que somos conscientes de que es imposible que todo salga perfecto probablemente tendremos una sana autoestima.

¿Qué ocurre cuando somos excesivamente críticos con nosotros mismos? ¿Y cuándo no nos permitimos equivocarnos?

Las personas que tienen una baja autoestima

– Utilizan un filtro mental,, que consiste en quedarse con todo lo negativo e ignoran los aspectos positivos.

En este caso debemos ampliar el foco, y darnos cuenta de que las emociones que me genera una  situación o las sensaciones con las que me quedo la mayoría de las  veces viene de nuestra propia interpretación y no de la realidad.

Por ello, debemos ser más amables con nosotros mismos y no utilizar el filtro sólo hacia lo negativo.

– Utilizan los “debería, tengo que, no debería…”. Cuando utilizamos     estas expresiones nuestra energía baja ya que son obligaciones y da     la sensación de estar controlados desde el exterior. Debo cambiar estas expresiones por otras como “Elijo, decido, quiero” así veré como mi autoestima se ve reforzada.

– Colgarnos una etiqueta. Algo no nos sale como queremos y tendemos a pensar “Soy un negado, soy tonto…”.

Para modificar esto me tengo que centrar en la conducta y no colgarme etiquetas que hacen que mi autoestima disminuya. Podemos decir por ejemplo “La edición de este vídeo no me ha salido bien, trataré de aprender mejor como hacerlo o preguntaré a alguien que me pueda asesorar” en lugar de decir “Soy un negado”

– Autoinculparnos. “Es mi culpa, soy un gafe, tendría que haber tenido en cuenta     esto” A veces también culpamos a los demás de lo que nos sucede “Es culpa de tal persona, la culpa la tienen mis padres…”.

La culpa tanto hacia nosotros como hacia los demás sólo nos genera emociones desagradables. Cuando algo no nos sale como esperábamos mejor preguntarnos ¿Qué puede hacer la próxima vez para no cometer el mismo error?

– Hacernos la víctima. “Yo no podía hacer otra cosa, es por su culpa, tengo mala suerte, todo me pasa a mí”. Hacernos la victima nunca nos ayudará a tener una buena autoestima

Si te ves reconocido en alguno de estos cinco puntos te aconsejo que hagas un ¡ALTO! tomes conciencia y trates de utilizar la parte constructiva y no la destructiva.

La manera de pensar la podemos cambiar, sólo hay que darnos cuenta, parar y modificar.

Se trata de aprender nuestras lenguas interiores. Una gran parte de la existencia la pasamos en nosotros mismos y con nosotros mimos. Tanto mejor si exploramos el terreno y le sacamos el mejor partido.”

Jean- Louis Servan Schreiber.

M. Carmen Alonso Juárez

Categorías: Uncategorized

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chatear
1
Escanea el código
¡Hola, bienvenid@!
¿En qué podemos ayudarte?